Hola:

El problema que plantea M. Mar Serón es generalizable a la educación 
universitaria. Me refiero a que los contenidos tratados en una materia 
troncal sean los mismos en todos los centros de secundaria (o primaria o 
universitaria) estatales.  En la ed. universitaria, nos encontramos 
muchas veces  en el brete de informar convalidaciones;  hay 
aparentemente contenidos parecidos dentro de materias homónimas,  pero 
con carga diferente de créditos.  Al contrario, aparecen materias que, 
aun siendo troncales, se llaman de diferente forma (vid. "Educación 
Artística y su Didáctica" en la U. de La Rioja, en la U. de Valencia y 
en la U. de Sevilla) y tienen cargas lectivas distintas.  
Verdaderamente, un lío. 

Con esto quiero decir que la estandarización es francamente difícil;  y 
eso, sin contar con la interpretación que los profesores hacemos del 
curriculo, que es a lo que alude M.Mar con las tendencias 
historiográficas o teoricistas.  Esto último es verdaderamente 
complicado de evitar, primero porque los curricula son muy genéricos en 
su formulación y, segundo, porque las personas interpretamos la realidad 
a partir de nuestras vivencias, motivaciones y expectativas.

Para aliviar este problema, que no es tal para mi, existen las 
programaciones de etapa, de ciclo y de aula.  Sin embargo, este es otro 
problema añadido: las carencias o incluso ausencias de las 
programaciones de las materias curriculares, las cuales deberían estar 
incluidas en los docs. oficiales del centro. Respecto a la 
interpretación del curriculo, no creo que el problema sea impartir una 
materia de música desde un enfoque u otro, sino de ver cuál es la 
funcionalidad de la materia dentro de la etapa y preguntarnos para qué 
les puede servir a los alumnos y alumnas aprender música. Yo creo que 
deberían propiciarse aprendizajes funcionales, es decir, una música que 
sirva al alumnado en su vida cotidiana. Quizá debieramos plantearnos una 
práctica docente más exploratoria y menos nocionística ¿para qué sirve 
que aprendan la estuctura de un villancico o que, incluso, canten uno de 
Juan del Enzina?  No creo que sea necesario, tal como me pareció 
entender a Carmen R. Suso, que haya que justificar la inclusión de la 
música en el curriculo.  Hasta hace unos años, se ha hecho tendiendo a 
las más diversas, y a veces inconsistentes por desinformadas, 
argumentaciones.  Creo que ya se ha convertido en una conquista, pero 
hay que luchar para que no se vacíe de contenido.  Para los que estéis 
interesado en esto, os recomiendo el texto de Constantin Koopman (1997) 
/Keynotes in music education:  a philosophical analysis./  Tesis 
Doctoral. Nijmegen (Holanda): Katholieke Universiteit Nijmegen.

Por otra parte, y volviendo a mi primer argumento,  la inspección 
educativa podría hacer algo para mediar en los problemas formales -y de 
fondo- que surgen en la impartición de la música en secundaria y en 
primaria.  Esta intervención me parece a mí de sentido común.  Poner 
"orden en el patio" sería la acción más lógica por parte de la 
inspección educativa. Sin embargo, no parece que los inspectores den 
mucha más importancia a esto que a cubrir las licencias por enfermedad 
del profesorado, por poner un ejemplo.  Yo, la verdad, todavía no he 
podido encontrar una respuesta a la pregunta de por qué no hacemos algo. 
Primero, en nuestro cometido de llevar a cabo la concreción curricular 
de una forma concisa y clara, aunque tenga algunas divergencias respecto 
del texto legal;  segundo, en el cometido de los inspectores, que es 
poner orden y hacer que las cosas funcionen cuando no parecen funcionar.

Respecto a los artículos referidos por Carmen, quizá son algo 
tangenciales en sus temas respecto al que tocamos en esta discusión.  De 
cualquier modo, me parece un método válido para abordar un problema y 
provocar el diálogo.

Un cordial saludo.

Jesús Tejada.


Mª Mar Serón escribió:
> Para mí son muy importantes las cuestiones que estáis planteando y a las que
> he de añadir otro dato importante.
> El curriculum de música, tanto para primaria como para secundaria se
> "descompone" en focos de interés o bloques de contenidos a los cuales los
> diferentes docentes se afilian como si partidos políticos se tratase.
> Están los que son totalmente fieles al lenguaje musical; por otra parte, los
> que encuentran el movimiento como esencia de la música; sin embargo, otro
> grupo propugna la gran importancia de la historia....
>
> De hecho SI el enemigo está en casa. Debemos elaborar un "CURRICULUM" que
> garantice una enseñanza equitativa a todos los alumnos, procurando a
> aquellos alumnos que cambian de centro en continuar con una enseñanza bien
> secuenciada atendiendo a las características de los alumnos y no a las
> preferencias del profesorado.
>
> Estas preferencias vienen también determinadas por la formación de los
> mismos, pero y digo yo: cuando tengo que dar un tema de conocimiento del
> medio para el cual no he tenido preparación previa, intento buscar
> información y no me lo salto a la torera porque prime mi opinión o soltura
> ante dicho tema.
>
> Un saludo a todos y sigamos elucubrando, pero intentemos sacar algo en claro
> y que no vuelvan a caer las palabras en saco roto.
>
>   

----------------------------------------------------
Archivos de LEEME: http://listserv.rediris.es/archives/leeme.html
------------------------------------------------------