Tendencias que marcan el futuro de las bibliotecas
<https://universoabierto.org/2022/09/27/tendencias-que-marcan-el-futuro-de-las-bibliotecas/>



«*Four trends shaping the future of libraries*». *D-Tech International US*,
https://d-techinternational.com/us/blog/2022/03/21/four-trends-shaping-the-future-of-libraries/.
Accedido 23 de septiembre de 2022.


*Las bibliotecas son lugares de inspiración, escape y refugio para muchos.
A medida que salimos de una pandemia, las bibliotecas de todo el mundo se
esfuerzan por encontrar una manera de innovar y servir al usuario de hoy en
día.*


Al igual que la mayoría de las empresas, las bibliotecas han tenido que
evolucionar y adaptarse al entorno cambiante. Esto, a su vez, ha provocado
la innovación en el sector de las bibliotecas. Como resultado, han surgido
nuevas tendencias, y las perspectivas para las bibliotecas dispuestas a
aceptar el cambio son prometedoras y emocionantes.

Tras haber explorado las numerosas formas en que las bibliotecas han
pivotado durante la pandemia, se analizan más de cerca las cinco tendencias
que están dando forma al futuro de nuestras bibliotecas.

   1. *Sostenibilidad*


Con acontecimientos mundiales como la reciente Conferencia de las Naciones
Unidas sobre el Cambio Climático que han puesto de relieve la
sostenibilidad, los usuarios esperan que sus bibliotecas estén a la
vanguardia del cambio medioambiental positivo introduciendo prácticas más
sostenibles en su cultura cotidiana. Muchas bibliotecas de los Estados
Unidos ya están tomando medidas para reducir su huella de carbono, como la
reducción de su consumo anual de electricidad y la adquisición de equipos
de proveedores aprobados éticamente.

Dispositivos como las herramientas de control de la ocupación pueden
utilizarse para identificar las zonas de una biblioteca que suelen estar
desocupadas y que, por tanto, no necesitan estar totalmente iluminadas
durante todas las horas del día. El Centro Estudiantil Jean Anderson
Morgan, en el este de Georgia, por ejemplo, ha conseguido mejoras
significativas en la reducción de su uso de energía en los últimos años
mediante la instalación de sensores de ocupación en todas sus salas de
estudio de la biblioteca; los costes de las bombillas han disminuido
significativamente, y se necesitan menos sustituciones en las zonas de baja
ocupación.

La instalación de equipos automatizados que funcionan con un mínimo de
energía eléctrica es otra forma de que las bibliotecas funcionen de forma
más sostenible sin comprometer la experiencia de los usuarios. Las
sofisticadas máquinas de autoservicio pueden simplificar el proceso de
préstamo y devolución de artículos sin provocar un aumento drástico de la
factura de electricidad de la biblioteca.

*2) Espacios sociales y de co-working flexibles*

Desde la primera aparición de los cierres en todo el estado en marzo de
2020, la gente ha estado más ansiosa que nunca por volver a conectarse con
los miembros de su comunidad local y participar en la interacción social
regular. Durante la pandemia, muchas bibliotecas se vieron obligadas a
cerrar para cumplir con la normativa gubernamental. Las que permanecieron
abiertas introdujeron varias medidas para acomodar el distanciamiento
social, como paredes divisorias y quioscos de autoservicio.

Irónicamente, esto se ha convertido en una forma de que las bibliotecas
incorporen más espacios abiertos en sus instalaciones, animando a los
usuarios a ver su biblioteca local como algo más que un simple centro de
información. Con una encuesta reciente que predice un aumento del 87% en el
número de estadounidenses que trabajan a distancia para 2025, lo que
equivale a unos 36,2 millones de trabajadores, la atención se ha centrado
en las bibliotecas como espacios ideales para el trabajo en común. Para
quienes trabajan a distancia, la biblioteca ofrece acceso a una amplia gama
de recursos físicos y digitales, que pueden utilizarse mientras se
interactúa con otros usuarios. La West Kendall Regional Library de Miami,
por ejemplo, ha introducido su propio «YOUmake Miami Space», en el que los
visitantes son bienvenidos a trabajar y colaborar con otros en un único
espacio compartido con una cocina y otros servicios útiles.

Dado que los estudiantes y los trabajadores se convierten en visitantes
habituales, es probable que aumente la demanda de que las bibliotecas se
conviertan en lugares donde los usuarios puedan reunirse para compartir
intereses comunes en un entorno productivo.

*3) Presencia en las redes sociales*

A medida que más usuarios acceden a la información a través de sus
dispositivos móviles, ya que se estima que el 83% de la población navega
regularmente por la web a través de un teléfono inteligente, las
bibliotecas tendrán que destinar más recursos a desarrollar una fuerte
presencia en línea. Numerosas bibliotecas de Estados Unidos ya han
comenzado a integrar la tecnología móvil en sus procesos de préstamo y
devolución, ofreciendo a los usuarios la posibilidad de realizar un
seguimiento de sus préstamos a través de una aplicación.

La interacción con los usuarios a través de las redes sociales es una
tendencia que evoluciona rápidamente y que atrae a un grupo demográfico
mucho más amplio, ya que se prevé que los usuarios de dispositivos móviles
aumenten a más de 287 millones en los próximos dos años. Ya sea publicando
vídeos explicativos sobre cómo renovar un artículo o anunciando un próximo
evento, siempre merece la pena utilizar las redes sociales para
relacionarse con los usuarios nuevos y los ya existentes.

*4) Presupuestos inteligentes*

Debido al aumento de los costes de mantenimiento y energía, muchas
bibliotecas se han visto obligadas a adoptar un enfoque más estricto en su
presupuesto anual. Aunque no es lo ideal, esto ha llevado a las bibliotecas
a introducir soluciones más innovadoras y que ahorran tiempo para mantener
una experiencia positiva para el usuario. Los quioscos de autoservicio y
los dispositivos de retención, por ejemplo, permiten a los usuarios
utilizar su biblioteca local en horas intempestivas sin necesidad de
emplear personal adicional.

Los costes totales de personal pueden reducirse drásticamente sin
comprometer la experiencia del usuario; mientras que las nuevas tecnologías
permiten a los usuarios prestar y devolver artículos sin restricciones, el
personal de la biblioteca puede reorientar su atención hacia la interacción
con los usuarios. Como se ha comentado anteriormente, los dispositivos de
control de la ocupación también permiten reducir las facturas de energía,
lo que ayuda a las bibliotecas a centrar sus fondos en las mejoras
estructurales y el rejuvenecimiento de las existencias.

Dado el creciente nivel de concienciación medioambiental entre los usuarios
de las bibliotecas, es probable que cualquier medida presupuestaria
adoptada para promover la sostenibilidad sea bien recibida por los usuarios
de las bibliotecas.

*5) Soluciones impulsadas por la tecnología*

Dado que el siglo XXI se considera la «cuarta revolución industrial», los
rápidos cambios en la tecnología y la evolución de programas como la IA y
la maquinaria automatizada probablemente cambien la forma en que las
bibliotecas prestan determinados servicios.

Como instituciones educativas, las bibliotecas están diseñadas para ayudar
a los usuarios a ampliar sus conocimientos y compartirlos con otros
miembros de la comunidad. Los nuevos avances tecnológicos pueden contribuir
a simplificar aún más este proceso. La inteligencia artificial (IA) puede
incorporar ahora el reconocimiento facial en su software, por ejemplo,
permitiendo a los sistemas bibliotecarios identificar a las personas
utilizando una base de datos de miles de imágenes faciales. Es probable que
este tipo de tecnología llegue a las bibliotecas en un futuro próximo, y
que las entradas registren a los usuarios sin necesidad de escanear
manualmente el carné de la biblioteca.

Dado que la mayoría de las bibliotecas ya confían en los equipos de
autoservicio para mejorar la experiencia de los usuarios, no es
descabellado sugerir que la inteligencia artificial puede desempeñar un
papel más importante en las tecnologías bibliotecarias a medida que se
vuelve más sofisticada.

Esta entrada se publicó en Bibliotecas
<https://universoabierto.org/category/bibliotecas/> y está etiquetada con
Bibliotecas <https://universoabierto.org/tag/bibliotecas/>, Futuro
<https://universoabierto.org/tag/futuro/>, Sostenibilidad
<https://universoabierto.org/tag/sostenibilidad/>, Tendencias
<https://universoabierto.org/tag/tendencias/> en septiembre 27, 2022
<https://universoabierto.org/2022/09/27/tendencias-que-marcan-el-futuro-de-las-bibliotecas/>
.ÚLTIMOS POST

   - Patrones de publicación del profesorado en una gran universidad y su
   correlación con el uso y el tamaño de las colecciones.
   <https://universoabierto.org/2022/09/27/patrones-de-publicacion-del-profesorado-en-una-gran-universidad-y-su-correlacion-con-el-uso-y-el-tamano-de-las-colecciones/>
   - Nuestros valores, reformulados. La biblioteconomía en un
   mundo cambiante
   <https://universoabierto.org/2022/09/27/nuestros-valores-reformulados-la-biblioteconomia-en-un-mundo-cambiante/>
   - Tendencias que marcan el futuro de las bibliotecas
   <https://universoabierto.org/2022/09/27/tendencias-que-marcan-el-futuro-de-las-bibliotecas/>
   - Los libros le daban la posibilidad de flotar
   <https://universoabierto.org/2022/09/27/los-libros-le-daban-la-posibilidad-de-flotar/>
   - Derechos de autor y contratos: cuestiones y estrategias.
   <https://universoabierto.org/2022/09/26/derechos-de-autor-y-contratos-cuestiones-y-estrategias/>




--
Julio Alonso Arévalo